6 Claves para la comunicación positiva

Comunicarse mejor puede ayudarlo a lograr sus objetivos y profundizar sus relaciones.


Cuando tenía 15 años, me inscribí en un programa para estudiar inglés en lo que parecía el medio de la nada, también conocido como Iowa.

Habiendo crecido en Francia y Suiza, no hablaba inglés. En Iowa, no podía entender lo que la gente me decía y no podía expresarme. No pude conectarme con la gente, no pude crear interacciones, no pude forjar amistades. Enfrenté algunos de los meses más difíciles de mi vida porque de alguna manera era muda y, de alguna manera, sorda.

Pero esa experiencia me enseñó el aspecto más hermoso de la comunicación humana. A medida que aprendí a hablar, a escuchar, a conectar, fui capaz de crear una red social a mi alrededor.

Fue la comunicación humana lo que me liberó.

Avance rápido hasta el día de hoy, y he pasado toda mi carrera investigando y compartiendo lo que sé sobre la comunicación ética efectiva. Algunas preguntas que han animado mi trabajo incluyen: ¿Qué comportamientos de comunicación ejemplifican nuestro mejor potencial como humanos? ¿Cuáles son algunas pequeñas acciones que nos ayudarán a interactuar de manera más efectiva? ¿Qué comportamientos de comunicación tienen efecto mariposa?


Basado en mi investigación, compartiré seis comportamientos concretos que puede implementar en su vida hoy para mejorar su comunicación. En el trabajo o en casa, estos consejos pueden ayudarlo a comenzar a inspirar e influir en las personas que lo rodean. Pueden ayudarte a crecer y cambiarte a ti mismo, permitiéndote profundizar tus relaciones y crear un mundo social mejor a tu alrededor.


Seis ideas clave para la comunicación


1. Saluda para crear contacto humano

En la mente de la mayoría de las personas, la comunicación es un modo de transmisión: tiene una idea que enviar y, una vez que se envía el mensaje, ha logrado el objetivo de la comunicación.

Pero la comunicación es más que transmisión; también es creación. Crea experiencias y construye relaciones. Si quitamos la comunicación, quitamos la relación. De hecho, yo propondría que cuando te comunicas, estás haciendo el trabajo de relación. Te estás relacionando .

El trabajo de comunicación a menudo comienza con el saludo, que es un comportamiento simple pero significativo: el momento en el que inicias el proceso de toma de contacto. Una de las cosas más irrespetuosas que puede hacer un médico cuando se encuentra con un paciente es no saludarlo . Cuando los educadores saludan a sus estudiantes, en realidad afecta el aprendizaje . Y los mejores gerentes y líderes crean oportunidades de conexión : controlan a sus empleados y les preguntan cómo les va. Están constantemente en el proceso de construir relaciones.

Como parte del proyecto New Zealand Language at Work, los investigadores estudiaron más de 500 correos electrónicos de dos organizaciones: una empresa que estaba experimentando muchos conflictos, baja moral y rotación, y otra con una cultura muy positiva. Después de mirar de cerca, los investigadores notaron algo sorprendente: en la organización donde la gente no se llevaba bien, los correos electrónicos sonaban así:

La reunión es a las 3:00 pm.

Eso es. Pero en la empresa en la que la gente se llevaba bien, los correos electrónicos se parecían más a esto:

Hola a todos,

Espero que estés bien. Esperamos verte en nuestra reunión el viernes a las 3:00 pm

Que tengas una buena semana.

Afectuosamente, John

El contenido es el mismo, pero los pequeños detalles que agregamos nos ayudan a administrar nuestras conexiones con otras personas. La comunicación aceita las ruedas sociales; no es solo un modo de transmisión.

Consejo:

Para poner esto en práctica, intente iniciar contacto con tres personas que no conoce muy bien, pero que son partes interesadas en su organización; pueden ser cualquiera en la jerarquía organizativa. Saludarlos. Pregúnteles cómo les está yendo; programar una llamada de Zoom o un almuerzo; tómese un poco de tiempo para conectarse con ellos. Si practicas esto, podrás crear conexiones más profundas con las personas que te rodean y expandir tu red de influencia


2. Pide descubrir lo desconocido

Cuando hacemos preguntas, nos embarcamos en una búsqueda. Nos estamos poniendo en condiciones de descubrir más, de aprender desde una posición de humildad y curiosidad.

En un nivel básico, podemos distinguir entre preguntas cerradas y preguntas abiertas. Las preguntas cerradas ("¿Te gusta el azul o el amarillo?") Tienden a restringir y controlar la interacción humana. Las preguntas abiertas, por otro lado, tienden a expandirse y les dan a las personas libertad para decidir qué compartir y qué no compartir, como “Cuéntame algunas de tus experiencias favoritas en tu vida” o “¿Qué conversaciones te han impactado? "

Una forma de mejorar su comunicación es aprender a cambiar sus preguntas de respuestas cerradas a abiertas.

En las revisiones anuales, por ejemplo, es muy tentador decir: "¿Tuviste un buen año?" Pero, ¿Qué pasa si volteamos el guión y preguntamos: “¿Qué podemos hacer para ayudarlo a alcanzar su potencial? ¿Qué podemos hacer este año para servirte y ayudarte a crecer? " Aprendí esto de una organización llamada Performance Group Management en Little Rock, Arkansas. Con esas preguntas, la organización no solo pudo retener a sus empleados, sino que también pudo encontrar formas de ayudarlos a crecer internamente y construir lo que ha sido ampliamente celebrado como una cultura muy positiva.

Como otro ejemplo, investigo un poco con Heifer International, que está tratando de ayudar a crear una transformación personal en las personas de todo el mundo y ayudarlas a acabar con la pobreza en sus propias comunidades. En lugar de preguntar: “¿Necesitas ayuda?”, Comienzan el proceso de cambio preguntando a la gente: “¿Cuáles son tus sueños? ¿Cuáles son tus esperanzas?.


3. Elogio para afectar el sentido de sí mismo de las personas

La verdad más importante en el campo de la comunicación humana es que lo que decimos, lo que hacemos, afecta a las personas. Afecta quiénes son, en el momento, y en quiénes se convierten. Pienso mucho en esto como padre de tres niños pequeños.

Elogiar es solo un comportamiento entre muchos que ilustra nuestra capacidad para afectar a las personas de una manera positiva.

A veces, cuando hago capacitaciones, los líderes me preguntan cuántos cumplidos deben dar para que su personal haga lo que quieren. Pero los cumplidos no deben usarse de forma robótica. En cambio, estoy abogando por una forma de ser. Elogiar es la elección de afectar quiénes son las personas y en quiénes se convierten, su sentido de sí mismas. De hecho, las investigaciones sugieren que subestimamos cómo los buenos cumplidos hacen sentir a las personas.

“Lo que decimos, lo que hacemos, afecta a las personas. Afecta a quienes son, en el momento, y afecta a quienes se convierten "

―Julien C. Mirivel, Ph.D.

¿Cuál es el mejor cumplido que has recibido? ¿Qué te ha dicho alguien que te ha impactado positivamente? En mi investigación , hemos descubierto que a menudo esos momentos provienen de líderes, gerentes, supervisores o maestros. Cuando la gente mira hacia arriba para decir algo sobre nosotros que resuena, lo asimilamos; lo integramos.

Consejo:

Para poner esto en práctica y dejar su propia marca, puede pensar en tres personas que realmente valora a su alrededor y hacerles un cumplido significativo sobre sus fortalezas. O puede enviar un correo electrónico a su equipo y decir: "Quiero celebrar el trabajo que ha realizado, la fortaleza que ha demostrado, especialmente cuando respondemos a una pandemia mundial". Comunicarse positivamente se trata de ser intencional. Como líder, padre, socio o amigo, todos podemos optar por usar nuestras palabras para hacer un poco de bien.



4. Divulgar para profundizar las relaciones

La segunda verdad importante sobre la comunicación es que la conexión y la cercanía que sentimos con los demás no es un estado al que podamos aferrarnos; es algo que hacemos. Y la forma en que actuamos para representar este sentido de amor y colegialidad es mediante el acto de divulgación: revelando cómo pensamos, cómo nos sentimos y quiénes somos de una manera auténtica.

No toda la divulgación tiene la misma función, pero tiene algunos elementos comunes. Primero, la divulgación debe ser auténtica. Tiene que reflejar esta congruencia entre lo que sientes por dentro y lo que está pasando por fuera. Tiene que ser una comunicación veraz, honesta y personal, que refleje lo que piensas y lo que valoras.

Debe tener integridad y, lo que es más importante, debe ser humano. Cuanto más refleje su experiencia nuestra humanidad común, es más probable que resuene con otras personas cuando se habla.

La investigación de Robert Ulmer, experto en comunicación de crisis en la Universidad de Nevada, Las Vegas, sugiere que cuando los líderes practican la divulgación abierta y honesta, pueden responder de manera mucho más efectiva a las crisis. En un caso que estudió , el director ejecutivo de Malden Mills, Aaron Feuerstein, respondió de inmediato a un incendio que afectó a varios edificios de fabricación comunicándose abierta y públicamente con sus partes interesadas: “Continuaremos operando en Lawrence. . . . Tuvimos la oportunidad de correr hacia el sur hace muchos años. No lo hicimos entonces y no lo vamos a hacer ahora ”. Ser abiertos y honestos demuestra que nos preocupamos por nuestros grupos de interés y queremos aprender de la crisis.

Para poner esto en práctica, piensa en alguien a quien puedas enviar un mensaje de texto ahora mismo para compartir que estás agradecido por esa persona. Sea abierto y honesto con ellos. Puedes simplemente decir: "Estoy pensando en ti y solo quería que supieras que estoy agradecido de tenerte en mi vida". Preste atención a los sentimientos y pensamientos que suceden dentro de usted: ¿ debería hacerlo, no debería hacerlo, cómo van a responder? A pesar de todo eso, en este momento puedes optar por expresar tu gratitud. Eso es divulgación.


5. Anime a brindar apoyo

La comunicación humana, diría yo, es una forma de dar tan tangible como dar dinero. Usamos la comunicación para dar amor. Usamos la comunicación para dar afecto. Y cuando optamos por alentar a los demás, utilizamos la comunicación para brindarles a las personas el apoyo social que necesitan para desarrollarse y tener éxito .

Creo que podemos transformar cualquier momento ordinario en extraordinario con lo que decimos y compartimos con otras personas, sin importar cuál sea nuestro papel.

He aquí un ejemplo de mi propia carrera. Durante muchos años, cada vez que mis alumnos tenían problemas, siempre decía: "Oye, ¿por qué no te subes un poco a la ola?" Luego, durante un año de trabajo increíblemente duro, llegué a mi oficina y encontré un correo electrónico de mi esposa. Dentro estaba el mensaje, "Súbete a la ola, bebé", con una foto mía con Photoshop en un surfista real. Recuerdo ese momento hasta el día de hoy.

Ese es el poder del estímulo. Lo que decimos y hacemos puede tener un impacto no solo en ese momento, sino como fuente de apoyo en los años venideros.


6. Escuche para trascender las diferencias

Apre